Pendientes Dorados

Los pendientes dorados son la guinda del pastel de la joyería. Unos pendientes dicen más de ti de lo que te puedes imaginar. Tenemos pendientes dorados llamativos, para las más abiertas y atrevidas, pendientes dorados sencillitos para las más clásicas y elegantes, o pendientes dorados de diseño para las más detallistas.

Pendientes dorados modernos

Las últimas tendencias en pendientes están jugando con las formas cotidianas (por ejemplo, herramientas), la naturaleza (como las típicas conchas y perlas) y las formas orgánicas. Pero los más clásicos también se reinventan. Los aros pasan a ser corazones, los pendientes de cruces aparecen en mil tipos, tamaños y diseños y cada vez tenemos más tipos de cierres.

Como en el caso de los anillos o los collares dorados, cada pendiente tiene su momento. ¿Salimos de fiesta? Algo mono, pero sin pasarse. ¿Cena de gala? Una cena con buena iluminación y en la que vamos a estar tranquilamente hablando con las personas. Hora de lucirse con los pendientes. ¿A tomar algo con las amigas? Sacamos esos pendientes más casual que podemos combinar con nuestros outfits más modernos.

Pendientes dorados para hombre

¿Quién ha dicho que los pendientes sean solo cosa de chicas? ¡Ya no estamos en la edad media!

…Bueno, algunos sí.

Los pendientes dorados son un accesorio que no entiende de géneros. Parece que por ser tíos tengamos que conformarnos con un aro o un septum. ¡Basta ya! ¡A lucir!

¿Nuestros pendientes dorados preferidos para chicos? Pendientes de plumas, pendientes de cruces o pendientes con motivos animales. Nos encantan.

¿Hay algún requisito imprescindible a la hora de llevar pendientes? Sí. Tener orejas.

…De hecho no. Ni eso. Se ven pendientes en sitios muy, pero que muy inesperados. 😉

¿Qué pendientes dorados me compro?

¿Aún no te decides? Normal. ¿Sabes qué es lo mejor? Lo que siempre decimos; ¡no hace falta que te cases con ningún par de pendientes!

Solo tenemos dos orejas, pero las posibilidades son infinitas. ¿Ves varios que te gusten? ¿Y cuál es el problema? ¡Pruébalos! Pocas cosas hay tan versátiles como los pendientes. ¡Seguro que les vas a sacar partido!